El centro Recuerdos de Alzheimer Huesca, un lugar en el que tratar a enfermos y cuidadores.

P1010168

La Asociación Alzheimer Huesca inauguraba este viernes el Centro Recuerdos, donde tiene su sede desde hace unos meses. Se trataba de uno de los últimos actos que conformaban la Primavera del Recuerdo, que han venido celebrando a lo largo de la última semana. Un local, ubicado en un bajo de 330 metros cuadrados, en el que llevan ya trabajando varios meses, después de que el anterior se les hubiera quedado manifiestamente pequeño.

En el nuevo centro, en palabras del presidente de la Asociación Javier Lasierra, han duplicado las posibilidades. De poder tener 28 usuarios como máximo, han pasado a atender ahora a 42, y con capacidad para todavía más enfermos. Cuentan, además, con una quincena de trabajadoras. Con la ampliación de este servicio, se ha conseguido no hacer esperar para que los enfermos de alzhéimer puedan acceder a un centro de día.

En diferentes salas y estancias, se realizan con los usuarios todo tipo de terapias, que ayudan a controlar la enfermedad. Se trata de terapias cognitivas, de música, o con animales, que ralentizan el deterioro de las actividades de la vida diaria. Además, suponen un respiro para los familiares. Se busca que el cuidador de un enfermo con alzhéimer descanse, a través de los grupos de autoayuda, de manera que no se sobrecarguen de trabajo y de responsabilidades, y si esto ocurre, que en la asociación se pueda detectar para ayudarles a que descansen.

Desde la Asociación saben bien que el cuidador del enfermo de alzhéimer es el gran olvidado. Por ello, animan a los familiares a que busquen el asesoramiento y la ayuda, que les pueden ofrecer.

La Asociación Alzheimer Huesca cuenta con unos 350 asociados, algunos de ellos reciben atención en Sariñena. El centro cuenta con cocina, salas, gimnasio, baños y ducha adaptados, despachos y almacén.